Nuestra misión:

ACSI existe para fortalecer y equipar escuelas y educadores cristianos alrededor del mundo al preparar académicamente a sus estudiantes e inspirarles a ser fieles seguidores de Jesucristo.

ACSI Europa:

ACSI Europa, con sede en Budapest, Hungría, es un ministerio de servicio comprometido a apoyar a los educadores cristianos nacionales, institutos y colegios en toda Europa y el Reino Unido. Nuestra oficina sirve como una de unas oficinas regionales de ACSI Global. Es nuestro privilegio servir a los miembros en la región en los idiomas siguientes: inglés, checo, francés, húngaro, polaco, rumano, eslovaco y español. También tenemos miembros en otros paises de Europa los cuales tienen acceso a nuestros servicios, eventos y recursos en inglés. Se puede bajor un folio que resume el ministerio de ACSI Europa AQUÍ (pdf en inglés).

Te invitamos a explorar nuestro sitio web y sus recursos. Algunos recursos están disponibles sólo para los que abren una cuenta gratuita como usuario de la página web. Recursos especiales y descuentos están reservados para los miembros individuales y los colegios miembros.

ACSI Global:

La Asociación Internacional de Escuelas Cristianas (ACSI) tiene el privilegio de colaborar con educadores cristianos de todo el mundo para ayudar en un impacto a la una nueva generación de jóvenes para Jesucristo!

ACSI es la organización evangélica de colegios cristianos más grande en el mundo, sirviendo a más de 24.000 escuelas y 5,5 millones de estudiantes a nivel mundial. Su equipo se preocupa profundamente por las necesidades de cada miembro de la escuela y proporciona formación, afirmación y aliento para ayudar a los directores y maestros con la mayor eficacia posible, influiendo las vidas de los niños y niñas para Cristo. ACSI proporciona asistencia sin interferencia y oportunidades sin compromiso. Es nuestro placer servirles para el bien de sus hijos y la gloria de Dios.

Declaración de Fe ACSI:

  1. Creemos que la Biblia es inspirada, la única, infalible y autoritativa Palabra de Dios (II Tim. 3:15; II Ped. 1:21).
  2. Creemos que hay solo un Dios, que existe eternamente en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo (Gén. 1:1, Mat. 28:19, Juan 10:30).
  3. Creemos en la deidad de Cristo (Juan 10:33);
    Nacido de una virgen (Isaías 7:14, Mateo 1:23, Lucas 1:35);
    Su vida sin pecado (Heb. 4:14; Heb. 07:26) ,
    Sus milagros (Juan 2:11);
    Su muerte vicaria y expiatoria (I Cor. 15:03, Ef. 1:07, Heb. 02:09);
    Su resurrección (Juan 11:25; I Cor. 15:04);
    Su ascensión a la diestra del Padre (Marcos 16:19), y
    Su regreso personal en poder y gloria (Hechos 1:11; Apocalipsis 19:11).
  4. Creemos en la necesidad absoluta de la regeneración por el Espíritu Santo para la salvación por la pecaminosidad extrema de la naturaleza humana, y que los hombres son justificados a base solo de la fe en la sangre derramada de Cristo y que sólo por la gracia de Dios y por la fe somos salvos. (Juan 3:16-19, Juan 5:24, Rom. 3:23, Rom. 5:8-9, Ef. 2: 8-10; Tito 3:5).
  5. Creemos en la resurrección tanto de los salvos como de los perdidos, los que son salvos para la resurrección de vida eterna, y los que no a la resurrección de condenación (Juan 5 :: 28-29).
  6. Creemos en la unidad espiritual de los creyentes en nuestro Señor Jesucristo (Rom. 8:9; I Cor. 12:12-13, Gál. 3:26-28).
  7. Creemos en el ministerio presente del Espíritu Santo, por cuya en el que habitan el cristiano puede vivir una vida santa (Rom. 8:13-14, I Cor. 3:16, I Cor. 6:19-20, Ef. 4:30, Ef. 5:18).
  8. Creemos que el término matrimonio tiene un solo significado: la unión de un hombre y una mujer en una unión única y exclusiva, como se describe en las Escrituras (Génesis 2: 18–25). Creemos que Dios planeó y ordenó que la intimidad sexual solo ocurriría entre un hombre y una mujer que están casados el uno con el otro (1 Corintios 6:18, 7: 2–5; Hebreos 13: 4). Creemos que el mandato de Dios es que no haya intimidad sexual fuera o apartado de la unión matrimonial entre un hombre y una mujer.
  9. Creemos que Dios maravillosamente preordenado e inmutablemente creó a cada persona como hombre o mujer de conformidad con su sexo biológico. Estos dos géneros distintos pero complementarios juntos reflejan la imagen y el carácter de Dios (Génesis 1: 26–27).

 

Nuestra Declaración de Fe no es exhaustiva de todas nuestras creencias. La Biblia, como la inspirada e infalible Palabra de Dios, habla con absoluta autoridad con respecto a la conducta apropiada de la humanidad y es el fundamento inmutable de todas las creencias y comportamientos. La Junta Directiva de ACSI tiene la autoridad interpretativa final sobre el significado bíblico y la aplicación con respecto a la fe, doctrina, política, práctica y disciplina.

Como asociación nos comprometemos a:

La Fidelidad Bíblica y la Oración
Sumergirnos en las Sagradas Escrituras y la oración, tanto individual como colectivamente; medir sistemáticamente todas las acciones de la asociación, los programas y los recursos utilizando las enseñanzas de la Palabra de Dios, y reconocer nuestra dependencia total de Dios.

Un Fundamento Bíblico y Foco en Jesucristo
Servir los colegios y educadores que representan una amplia gama de fondos evangélicos protestantes; todas los colegios y los educadores afirmarán a la Declaración de Fe ACSI y nuestras Creencias Giadoras.

Servir a Nuestros Miembros
Asignar los recursos, incluyendo el tiempo y las finanzas, de tal manera que se provoque el máximo beneficio para nuestros miembros, y responder con eficacia a las necesidades suyas.

La Administración de Recursos (Mayordomo)
Actuar con fidelidad e integridad; actuar con diligencia en la administración del programa; producir recursos con uso de la investigación comprobada y con la responsabilidad fiscal, dándose cuenta de que ACSI es de Dios y que tenemos que rendir cuentas a Dios por todo lo que hacemos con lo que Él ha confiado a nuestro cuidado.

Una Membresía Diversa y del Mundo Entero
Ser auténticamente internacionales en nuestra estructura y en la práctica, promocionando un liderazgo internacional, nacional y regional para el beneficio mutuo de todos los colegios miembros; desarrollar programas, recursos y servicios pensando en todos los miembros, utilizando de ideas promodores de nuestros colegas de todo el mundo lo cual muestra el valor que damos a las diferencias  culturales como de género, etnia, y edad.

Nuestro Personal y Su Crecimiento
Establecer las políticas y prácticas para nuestro personal y que fomenten salarios equitativos y competitivos, apoyo para continuar el crecimiento profesional y un compromiso a la colaboración,  rendición de cuentas y la implementación de sistemas de evaluación coherentes.

Participación en la Arena Pública
Influir en las políticas públicas y la percepción pública de que tienen un impacto en los colegios cristianos y los derechos de los educadores cristianos en todas partes; buscar la representación adecuada de proteger los derechos de los padres a elegir libremente el programa educativo que en su opinión mejor se adapte a las necesidades educativas y espirituales de sus hijos; trabajar junto con las familias, iglesias, gobiernos, y otros líderes y organizaciones para promover la participación escolar con todas las leyes aplicables y para promover la capacidad de los individuos o grupos privados para establecer y apoyar a las escuelas cristianas sin restricción ni reserva.

 
No se encontraron Eventos.

 

visa

Donaciones en línea para ACSI Europe

Cantidad:   EUR

Artículos recientemente agregados

Claves para una efectiva integración bíblica

Muchos de los que producen materiales curriculares no creen en Dios.  No entienden o reconocen que todas las verdades provienen de Él.

10 Argumentos para la Existencia de Escuelas Cristianas

Este artículo fue preparado por nuestros amigos del Swedish Christian School Council a la luz de la reciente oposición política a escuelas privadas y confesionales en Suecia. Proporciona excelentes argumentos para la existencia de escuelas cristianas en todas las sociedades y lo ponemos a su disposición con su permiso.